Audífonos con cancelación de ruido: una buena inversión para tu productividad

Descubre cómo los audífonos con cancelación de ruido pueden mejorar tu productividad al eliminar distracciones y proporcionar un entorno de trabajo más enfocado.

Audífonos con cancelación de ruido: una buena inversión para tu productividad
En esta publicación:
 
Te envío hacks gratuitos de productividad, marketing y tecnología a tu correo. Sin humo. Sin exageraciones. Sin spam. Ya somos 250+ suscriptores.
Te envío hacks gratuitos de productividad, marketing y tecnología a tu correo. Sin humo. Sin exageraciones. Sin spam. Ya somos 250+ suscriptores.
 
Siempre me gustó llevar audífonos a la oficina, especialmente cuando llegó la moda de los open spaces, que ayudó a la conexión entre compañeros, pero que de seguro redujo significativamente la concentración de todos.
Posiblemente son más de 5 años que no voy a una oficina, así que al principio no vi la necesidad de tener un par de audífonos, ya que estaba en mi espacio remoto totalmente aislado de todo. Sin ruido. Sin aparentes distracciones.
Estaba muy equivocado.
Las distracciones ya no venían de un grupo de personas hablando de todo y nada (a veces discutiendo) en un espacio abierto, sino desde mi propio computador. Desde mi navegador.
Un chat. Una publicidad en Spotify. Un nuevo correo.
Parecería que estas micro distracciones no tienen mayor impacto en el día a día, pero según Time Doctor el panorama es desalentador:
  • En promedio, un persona enfrenta entre 31 y 60 distracciones al día.
  • Cada una resta entre 5 a 25 minutos de trabajo productivo.
  • 68% de las personas se vieron afectadas por distracciones digitales.
En tiempo esto ya tiene un costo enorme (ni siquiera voy a analizar el costo en dinero).
Entendí que un par de audífonos (entre otros hacks) eran necesarios para lograr un estado de trabajo profundo.
¿Pero cualquier par de audífonos servirían o tenían que tener ciertas características?
Este es el análisis que hice para comprarme no uno, sino 2 pares de audífonos: unos Sony WH-1000XM4 (de diadema) y otros WF-1000XM5 (internos).
notion image

¿Realmente unos audífonos pueden aportar a tu productividad? ¿Qué dice la ciencia al respecto?

Por simple lógica, si eliminas distracciones vas a alcanzar un mayor enfoque.
El ruido, de hecho, es uno de los mayores distractores en una oficina, llegando a alcanzar de 60 a 65db en promedio, lo cual no solo es malo para tu productividad, sino que puede afectar la colaboración al impedir una comunicación efectiva.
En este sentido, son varios los estudios científicos que encuentran una correlación entre el uso de audífonos con tecnología de cancelación de ruido y un incremento en la productividad, tanto en oficinas como en otros ambientes.
Estos son algunos que pude consultar:
  • The use of noise cancelling headphones to improve concurrent task performance in a noisy environment, B. Molesworth, 2013.
  • Academic benefits of wearing noise-cancelling headphones during class for typically developing students and students with special needs: A scoping review, Pawel R. Kulawiak, 2021.
  • The performance of active noise-canceling headphones in different noise environments, L. Ang, 2017.
  • Hearing screening for school children: utility of noise-cancelling headphones, A. Lo, 2013.
  • Effects of active noise cancelling headphones on speech recognition, Feng Niu, 2020.
  • The application of a multi-reference control strategy to noise cancelling headphones, J. Cheer, 2019.
  • Using active noise-cancelling headphones in open-plan offices: No influence on cognitive performance but improvement of perceived privacy and acoustic environment, B. Mueller, 2022.
Estos estudios sugieren que los audífonos con cancelación de ruido pueden mejorar la productividad al mejorar el rendimiento, la concentración y la comodidad, aunque su efectividad puede variar según el entorno y los casos de uso específicos.

70% de los estudios llegan a este consenso.
30% lo dejan como una posibilidad.
Estos estudios sugieren que los audífonos con cancelación de ruido pueden mejorar la productividad al mejorar el rendimiento, la concentración y la comodidad, aunque su efectividad puede variar según el entorno y los casos de uso específicos. 70% de los estudios llegan a este consenso. 30% lo dejan como una posibilidad.

La cancelación de ruido es una característica imprescindible (aunque va a costarte)

Con solo usar unos audífonos no puedes esperar que ganes más concentración. Recuerda que el objetivo es que te aíslen del ruido y las distracciones externas.
Si son de tipo diadema podrías tener mejores resultados porque podrían, por su forma, lograr conseguirlo. Sin embargo, si usas audífonos internos (los más pequeños) este efecto es casi inexistente.
Para solucionar este inconveniente los fabricantes más respetados de audífonos usan una tecnología llamada: ANC o “Active Noise Cancelling” (Cancelación de ruido activa).
Su funcionamiento es bastante interesante:
Instalan pequeños micrófonos que capturan el sonido del entorno, tanto dentro como fuera de los audífonos. Puedes imaginar que capturan ruidos como de ventiladores, automóviles, gritos, etc.
Envían estos sonidos a un procesador de señal que se encarga de analizar las ondas que los componen y crea ondas espejo pero opuestas.
Por ejemplo: si la onda de un ventilador es positiva, entonces el procesador de señal crea la misma onda pero en negativo.
Estas ondas anti-ruido se reproducen en los audífonos junto a la música que escuchas y, gracias al fenómeno de interferencia destructiva, chocan con las ondas originales de los sonidos ambientales cancelándose entre sí.
El resultado es instantáneo. El sonido ambiental se reduce muchísimo.
Cuando uso mis XM4 siento un pequeño efecto de succión en mis orejas. Imagina que entras en una cámara despresurizada en donde se retira el aire entre las orejas y los audífonos muy rápidamente. Es como un “whoop” que te aísla del mundo exterior.
Es tan efectivo que ni siquiera escucho el timbre de mi casa cuando pasan a dejarme la comida (lo siento por Viviana y los inconvenientes que tiene que atravesar por esto).
En mi opinión, esta tecnología es imprescindible si quieres ganar concentración en tu trabajo y así tener más productividad.
El pequeño detalle es que no es una tecnología barata. Por lo general unos audífonos con ANC podrían costarte no menos de $250 dólares.
Pero valen la pena. Valen-cada-centavo.

¿Qué otras características deben tener unos audífonos para aportar a tu productividad?

La cancelación activa de ruido es la característica imprescindible que deben tener unos audífonos para ayudarte con tu productividad, pero no es la única.
En mi experiencia, deberías buscar por esto:

Forma de las almohadillas

Está comprobado que las almohadillas ovaladas son ideales para “sellar” la unión que tienen con tu cráneo. Esto ayuda a que toda la oreja quede dentro de la almohadilla, aportando a la cancelación del ruido (cancelación pasiva de ruido).
Hay modelos de auriculares que tienen las almohadillas redondas, y si bien se ven chéveres, no las recomiendo porque justamente van en contra del efecto explicado anteriormente.
Estas son las almohadillas ovaladas (recomendadas) de los Sony WH-1000XM4 (la forma también se mantiene en los XM5):
notion image
Y estas son las almohadillas redondas (no recomendadas) de los Beyerdynamic DT 1990 Pro:
notion image

Comodidad y materiales de calidad

¿Cuántas horas trabajas al día? ¿4, 6, 8 o más? Toma en cuenta que vas a usar tus audífonos por largas jornadas y que, por ende, deben ser cómodos.
La comodidad está asociada al diseño de los auriculares y los materiales de construcción.
En cuanto a esos materiales te recomiendo buscar por:
  • Almohadillas: La espuma viscoelástica (memory foam) es muy usada. También el cuero sintético y la tela transpirable.
  • Diadema y carcasa: No lo pienses mucho. Necesitas aluminio o acero inoxidable. Si puedes subir a la fibra de carbono, es mejor. Los recubrimientos deben ser acolchados con espuma o gel.
  • Diafragmas y drivers: Las membranas de beryllium o titanio son las más usadas. Si puedes permitirte los imanes de neodimio, vas a tener una mejor calidad de sonido.
  • Cables: Si bien algunos de los mejores audífonos son Bluetooth, si lo que buscas es la mejor calidad de sonido debes usar un cable. Busca por cables hechos con cobre libre de oxígeno (OFC) o, en el mejor de los casos, de plata o aleaciones de plata. El revestimiento debe ser trenzado y los conectores chapados en oro.
En cuanto al diseño, me decanto por la subjetividad. Si te gustan, entonces psicológicamente vas a tener una mejor predisposición para usarlos.
Solo recuerda la forma de las almohadillas. Eso es un innegociable.

Peso total

Este es un factor relacionado a la comodidad, pero le doy su propio espacio porque es muy importante.
El rango ideal de peso de unos audífonos de tipo diadema está entre 200 y 350 gramos.
Por ejemplo: los Sony WH-1000XM4 pesan aproximadamente 254 gramos y los Bose 700 pesan aproximadamente 250 gramos.
Para los audífonos internos (internos) el rango de peso ideal está entre 150 y 250 gramos.
Mientras más livianos, mejor.

Duración de la batería

Mientras más tiempo puedas usar tus auriculares sin tener que cargarlos; tu productividad mejorará.
Los fabricantes son cautelosos al comunicar los tiempos aproximados de uso, sin embargo, deberían garantizarte al menos 20 horas de uso continuas sin necesidad de cargarlos.
Mis Sony WH-1000XM4 me ofrecen entre 22 a 25 horas de uso.
Mientras que mis XM5 (internos) funcionan entre 16 a 18 horas sin necesidad de cargarlos.

¿Cuáles son los mejores audífonos para mejorar tu productividad?

Cualquier modelo de auricular que te aisle del ruido y que te sea cómodo es una buena elección en términos de productividad.
Pero me gustaría compartirte mis recomendaciones:

Lo primero: ¿Usas Mac o Windows?

Esto no se trata de simplemente la marca.
En este caso existe una razón de peso para hacer una elección: el codec de audio.
Si ya vas a invertir más de $250 dólares en unos auriculares, más vale que suenen bien.
Lo que tienes que saber, en términos generales, es que la música que escuchamos no es de alta calidad. De hecho, está lejos de sonar como las grabaciones originales de estudio.
No importa el servicio que uses: Spotify, YouTube, Apple Music u otros. Todos te ofrecen música comprimida.
La única forma de disfrutar música sin pérdida de calidad para los consumidores (estamos hablando de aproximadamente 1411 kbps) es tener, además de unos muy buenos audífonos, un DAC y las grabaciones originales de cada canción.
En este sentido, el codec de audio, que es un programa que se encarga de comprimir y descomprimir las ondas en tus auriculares, es lo que te permite escuchar música a mayor o menor calidad sin que el tamaño del archivo (y por ende su transmisión por streaming) sean un problema.
Todos los audífonos allá afuera (así cuesten $1 dólar) soportan el codec AAC.
Este codec fue creado hace mucho tiempo y está estrechamente relacionado al formato MP3, que si bien es popular, ofrece una pésima calidad de sonido.
Sin embargo, es el codec por defecto en los dispositivos de Apple.
Sí, así como lo lees: Apple utiliza un codec antiguo y básico para viabilizar el audio hasta tus oídos.
Pero hay un truco: AAC es de código abierto lo que le permitió a Apple tomarlo y optimizarlo al máximo para sus equipos. Es tanto así, que prometen hasta 256 kbps en sus dispositivos, lo que se considera sonido de alta calidad.
Fuera del entorno Apple, el rey de los codecs de sonido de alta calidad es LDAC de Sony.
Este codec ofrece 330 kbps de forma estable llegando a los 990 kbps, que es casi el sonido sin pérdida alguna de un CD.
Los audífonos de Sony soportan LDAC de forman nativa, por lo que si lo conectas a un equipo que también soporte este codec, y reproduces una canción de alta calidad, obtendrás un sonido espectacular.
Pero no solo los auriculares de Sony soportan LDAC, prácticamente todas las marcas respetables como Bose, Sennheiser, Audio-Technica, Beyerdynamic, AKG, Shure, Bang & Olufsen, Jabra, Poly, Grado, etc. lo usan.
Ahora, si conectas uno de estos audífonos a un dispositivo Apple, regresas a AAC y pierdes todos los beneficios de un codec de última generación como LDAC.
Dicho esto, la recomendación es la siguiente:
  • Si usas el ecosistema Apple, compra unos AirPods.
  • Si usas cualquier otro ecosistema, elige unos auriculares que soporten LDAC.

Mi recomendación personal

notion image
Una imagen vale más que 1000 palabras. Aquí me ves con mis Sony WH-1000XM4.
¿Por qué elegí tanto los XM4 como los XM5 de Sony? Por estas razones:
  • Tienen, posiblemente, la mejor tecnología de cancelación de ruido activa del mercado.
  • Los materiales de construcción son de gama premium.
  • Me costó acostumbrarme a ellos, pero cuando lo hice realmente se sienten cómodos.
  • Obviamente soportan LDAC (uso Tidal para una máxima calidad de sonido).

Otras alternativas

No he probado personalmente ninguno de estos audífonos, pero dado que soy un apasionado de la tecnología, he leído y visto muchos análisis en donde los recomiendan:
  • Sonos Ace (acaban de salir al mercado y comentan que la están rompiendo).
Pero no te quedes en esta lista. Si te gusta alguna marca en específico como Bose, Sennheiser, Audio-Technica o Shure; solo consulta su catálogo y elige un par.
Ya conoces que características debes buscar y créeme: todos sus auriculares son buenos. Esto termina siendo una elección personal.

¿Qué tipo de música es la indicada para mejorar tu productividad?

Lo que la música te debe aportar es enfoque. Debes llegar, a través de ella, a un estado de concentración máximo.
Varios estudios científicos sugieren que la música de fondo generalmente mejora la productividad al mejorar el desempeño, la concentración, la memoria y el estado de ánimo.
Varios estudios científicos sugieren que la música de fondo generalmente mejora la productividad al mejorar el desempeño, la concentración, la memoria y el estado de ánimo.
Para alcanzar este estado, la música que escuchas debería:
  • No tener letras: Evita distracciones, permitiendo que te concentres mejor en tus tareas.
  • Ser ambiental: Tiene ritmos leves y no invasivos, lo que la convierte en un acompañante.
  • No ser popular: La idea es que te concentres, no que cantes a todo pulmón.
Estos son algunos ritmos que podrías buscar en tu servicio de música preferido:
  • Clásica (especialmente Mozart por el “Efecto Mozart”).
  • Electrónica ambiental.
  • Lo-Fi Hip Hop.
Me gustaría también mencionar a Endel, una aplicación que combina música y neurociencia para ayudarte a concentrarte, relajarte y dormir.
Este es uno de mis sets favoritos:
Video preview
Y para finalizar, te comparto mi lista personal de música electrónica que uso para trabajar:
Video preview

Conclusión

No puedo hacer más que recomendarte (encarecidamente) que inviertas en un par de audífonos con cancelación de ruido activa para mejorar tu productividad.
Esto se hace especialmente necesario en oficinas o ambientes ruidosos en donde es casi imposible concentrarse para trabajar.
Al momento de elegir un par de audífonos, asegúrate que tengan tecnología de cancelación de ruido activa y que te sean cómodos para usar durante más de 4 horas seguidas.
Combínalos con música científicamente probada para mejorar tu productividad como la de Endel o con electrónica sin letras.
Es una inversión algo costosa, pero como lo dije en el artículo: vale-cada-centavo.